Único   catálogo   e-revistas   Web BUC  
Servicios | Formación | Guias y tutoriales

Cómo estructurar trabajos académicos

ESTRUCTURA DE UN TRABAJO ACADÉMICO

La estructura u organización de un trabajo es la articulación consecutiva del texto en apartados y subapartados, que se refleja en el sumario o índice de contenidos. Debe transmitir claridad y rigor y permitir que tu documento sea fácilmente leído y comprendido. Pero, además, debe mostrar que has aprendido, pues expresa ordenadamente el conocimiento al que has llegado.

Además de lo explicado en esta guía puedes usar nuestra Plantilla modelo de trabajo académico (Word).

SEGUIR LAS TÉCNICAS Y LAS NORMAS ESTABLECIDAS

La estructura no es sólo una cuestión formal: depende del tipo de trabajo y responde a las técnicas y métodos usados en cada rama de conocimiento y en cada proyecto. Tampoco se parecen mucho un trabajo para una asignatura de 2º curso y un trabajo fin de máster: son muy distintos. Por otro lado siempre debes atenerte a las orientaciones de tus profesores, o a las normas generales que puedan existir en tu centro sobre esta materia. Infórmate, hazte aconsejar y respeta las directrices existentes.

No obstante, podemos facilitarte unas orientaciones generales que tener en cuenta como pautas por defecto, para las circunstancias o en los aspectos en que no se imponga otra metodología o no hayas de seguir otros criterios. Esta sería la estructura recomendable:

1. PORTADAPortada

Es la página de identificación del trabajo y debe incluir los siguientes datos:

  • Nombre oficial de la Universidad y del centro y, si es el caso, logos o símbolos.
  • Título completo del trabajo, con subtítulo si procede.
  • Nombre y apellidos completos del autor/a.
  • Nombre y apellidos del profesor/a que dirige o a quien se presenta el trabajo.
  • Asignatura a la que corresponde el trabajo y/o titulación académica para el que se presenta.
  • Lugar y fecha de presentación del trabajo.

2. SUMARIO DE CONTENIDOS

Debe reproducir el título de todos los capítulos y apartados por orden de aparición en el texto, incluyendo los anexos, con indicación de la página en que comienzan, así como tipografía y espacios de separación entre líneas que favorezcan su rápida interpretación. La numeración o jerarquización de los apartados tiene que ser coherente e igual que en el cuerpo del texto.

3. RESUMEN Y PALABRAS CLAVE

Sintetiza el contenido del documento informando de los objetivos, métodos, resultados y conclusiones del trabajo. Si la extensión no está ya pautada por las normas del centro, es aconsejable que no supere unas 500 palabras. En un trabajo fin de grado, etc. conviene que pongas resumen en inglés y que incorpores palabras clave: entre 5 o 10 términos temáticos con las ideas más importantes que tratas, conceptos concretos, muy importantes porque los van a rastrear los buscadores de Internet en UCrea.

4. LISTA DE ABREVIATURAS, SIGLAS, SÍMBOLOS, ETC.

Lista unificada de expresiones utilizadas con frecuencia en tu trabajo de forma resumida, mediante abreviaturas, siglas, signos, símbolos, acrónimos, etc. El trabajo ganará en claridad y precisión.

5. INTRODUCCIÓN

Presenta los objetivos, motivación y naturaleza del trabajo. Debe situar el problema abordado en su contexto científico o técnico, haciendo referencia a la literatura sobre el particular, y justificar la relevancia e interés del tema. También vale para explicar los métodos de trabajo e indagación usados y para precisar con exactitud el alcance (cronológico, tipológico, etc.) de la tarea. Sirve para poner al lector delante del núcleo del asunto, informado de los antecedentes e interesado por seguir leyendo.

6. CUERPO DEL TRABAJO

La parte central, principal y más amplia de tu trabajo puede asumir una organización muy diferente de acuerdo con la rama de conocimiento a la que pertenezca y con los métodos aplicados. Es difícil dar recomendaciones generales resumidas. El contenido suele agruparse en unidades de exposición más pequeñas (partes, capítulos, epígrafes, temas, subtemas). Debes hacerlo en varios niveles de jerarquía, pero tampoco abuses del número de niveles: más de tres son difíciles de percibir, confunden.

7. CONCLUSIONES

En paralelo a la introducción, dan respuesta a los objetivos o problemas planteados. Encierran la presentación ordenada de las deducciones realizadas en el trabajo; de alguna manera, lo que has aprendido o descubierto. Conviene que las numeres y expongas de forma clara y sintética. A las conclusiones, según el trabajo, podrías agregar: i) posibles líneas de indagación futuras, ii) información sobre resultados y aplicaciones prácticas.

8. REFERENCIAS CITADAS

Bibliografía

En este apartado se consignan los datos de los documentos que has citado mediante claves o números en el trabajo, descritos según el estilo bibliográfico elegido (ISO 690, APA, Vancouver, Chicago, etc.).

Consulta al respecto las guías Evitar el plagio en trabajos académicos, Documentar los trabajos académicos, Cómo se hace un trabajo académico: bibliografía y las relacionadas con citas y referencias de nuestra página de Guías y tutoriales.

9. APÉNDICES O ANEXOS

Son apartados especiales que completan el trabajo con información relacionada con el texto pero demasiado voluminosa o difícil de integrar para incluirla en el cuerpo principal: datos, listas, gráficos, planos, documentos, glosarios, ejemplos… Si hay más de uno, se les asigna un número o una letra, y se les pone títulos. Sirven para no sobrecargar el cuerpo del trabajo de información valiosa pero farragosa.

 

 

 

28/02/2016