Único   catálogo   e-revistas   Web BUC  
Servicios | Formación | Guias y tutoriales

Evitar el plagio en trabajos académicos

ORIGINALIDAD Y DOCUMENTACIÓN

En un trabajo académico das cuenta de lo que has aprendido, descubierto o diseñado: por tanto, debe ser original. Sin embargo, para que sea riguroso, tiene que apoyarse también en los conocimientos científicos existentes, esto es, ha de estar documentado. ¿Cómo ser original y al mismo tiempo basarse en otra información? Siguiendo las reglas de la integridad académica y aplicando una serie de técnicas. Al respecto, puedes consultar también la guía Documentar los trabajos académicos.

LA CREACIÓN Y LA PROPIEDAD INTELECTUALcopyrigth

El trabajo intelectual consiste en aprender y generar conocimiento respetando las creaciones ajenas. Las expresiones de las ideas en textos, imágenes, sonidos, datos, etc. pertenecen a sus creadores por el mero hecho de crearlas. Este es un principio jurídico reconocido en todo el mundo, con el que se favorecen la creatividad y la innovación. El contenido de una obra es propiedad del autor (©), con independencia del soporte físico en que esté registrado y de cómo se haya adquirido. También en internet.

El autor tiene siempre derecho a ser reconocido como tal. Y para reproducir, distribuir, difundir, modificar, etc. los contenidos hay que pedir permiso a su propietario en casi todos los casos. Hay no obstante algunos límites al derecho de autor por interés público. Así, por ejemplo, están permitidas: 1) la copia privada para uso personal, hecha con medios propios y sin fin lucrativo, y 2) la cita de breves fragmentos con objeto de comentarlos, indicando siempre la procedencia.

Con internet, además, han surgido las licencias Creative Commons en las que los autores se reservan menos derechos de propiedad intelectual, liberando sus creaciones para un uso público más abierto. En vez de quedar reservados todos los derechos que la ley concede al autor, sólo se reservan algunos. Pero conservan en general el de atribución de la autoría: ser reconocidos por su creación.

INTEGRIDAD ACADÉMICA

En el mundo académico y de la ciencia rigen y se respetan una serie de normas y buenas prácticas, de reglas de juego limpio. El mérito y la excelencia se alcanzan mediante el esfuerzo personal, que cristaliza en estudios y publicaciones. Las ideas que se toman de los demás se reconocen y agradecen como tales, citándose, porque la ciencia se construye y progresa de esta manera, creando sobre la base firme de los conocimientos previos. En las universidades, en consonancia, los reglamentos exigen igual integridad a los estudiantes en su conducta académica (así, el Reglamento de los procesos de evaluación en la UC).

RAZONES Y VENTAJAS DE LA ORIGINALIDAD

Utilizar respetuosamente las creaciones ajenas, buscando la originalidad, supone cumplir con la ley, seguir las reglas académicas y aplicar métodos de trabajo eficaces, que comportan ventajas:

  • Facilita que progreses en tu carrera aprendiendo más y mejor.
  • Te impulsa a la excelencia profesional, hacia una mayor preparación y competencia.
  • Te enseña a madurar, a valerte por ti mismo y a desarrollar tus propios criterios.
  • Te entrena para actuar luego con honradez y personalidad en la vida laboral.
  • Te hace más valioso que quienes se limitan a copiar o a salir del paso con Google.
  • No perjudicas a otras personas aprovechándote de sus obras para medrar.
  • Impides que te descubran fácilmente con tecnologías antiplagio.
  • Evitas incurrir, por tanto, en sanciones académicas o penales.

EL PLAGIO Y SU CONTROL

Plagiar es “Copiar en lo sustancial obras ajenas, dándolas como propias” (R.A.E.). Por ejemplo, es plagio:

  • Incluir frases, datos, imágenes de otros autores en un texto propio sin citar su origen.
  • Resumir, adoptar o desarrollar una idea ajena sin citar su procedencia.
  • Hacer pasar como propio un trabajo que ha sido escrito por otra persona.
  • Presentar como si fuera nuevo un trabajo personal que ya hemos utilizado en otra ocasión.
  • Copiar contenidos multimedia sin permiso y sin citar a los autores: música, vídeo, gráficos, etc.

Las causas del plagio son variadas, pero pueden mencionarse estas circunstancias:

  1. Las prestaciones y velocidad de las tecnologías de la información propician la reproducción a veces poco reflexiva de los contenidos.
  2. Una manera inadecuada de tomar notas al consultar bibliografía y documentarse puede llevar al plagio por descuido o negligencia, sin intención.
  3. A veces las prisas por acabar las tareas, organizándose mal o dedicándoles poco tiempo, incitan a caer, a sabiendas, en el copia/pega.

El plagio se detecta con facilidad, sobre todo en trabajos académicos, pues la inserción de ideas o frases ajenas suele ser notoria, sobre todo para los profesores, acostumbrados a los textos científicos y escolares. Mucho más con la ayuda de los numerosos programas y servicios antiplagio existentes, algunos de los cuales seleccionamos a continuación.

 Sistemas antiplagio gratuitos, menos efectivos Sistemas antiplagio de pago, más efectivos
 Plagium
 Turnitin
 Plagiarism Checker Urkund
 Viper
 PlagAware
 Plagiarisma
 PlagScan
 ArticleChecker
 Compilatio
 Dupli Checker
 PlagiarismDetect
 The Plagiarism Checker
 StrikePlagiarism

 

USO LEGÍTIMO DE LA INFORMACIÓN

Puedes usar de bastantes maneras los contenidos y creaciones de otras personas sin violar las normas legales ni la integridad académica, sin caer en plagio. La regla esencial es documentar el trabajo mediante la literatura científica existente, reconociéndolo explícitamente a través de las citas, para construir una  presentación del tema personal y original.

Puedes hacer una copia privada para tu uso personal, para estudiar mejor, anotar, subrayar o archivar. Pero no está permitido distribuir o difundir en la red copias digitales sin permiso (salvo de obras bajo licencia CC).

Puedes reproducir en un trabajo tuyo breves fragmentos de texto, datos o imágenes ajenas, distinguiéndolos bien y citando la procedencia, para comentarlos o apoyarte en ellos en tu argumentación. Pero no insertar imágenes sólo con fines ornamentales.

Puedes reseñar, resumir, aludir o desarrollar ideas ajenas, de forma proporcional a la dimensión y carácter de tu trabajo, citando la procedencia. Pero no copiar texto haciendo pequeños cambios para disimular y sin citar.

  Puedes incluir en un documento tuyo o sitio web referencias a otros documentos o hipervínculos a páginas web. Y también compartir o difundir referencias y enlaces en grupo mediante gestores bibliográficos o software social.

DOCUMENTAR EL TRABAJO

Cuando reúnas la documentación para tu trabajo, estúdiala y toma notas. Al hacer anotaciones sobre cada documento apunta la página del mismo a que corresponden, para poder citarlas. Si copias fragmentos literales, ponlos entre comillas. Si incorporas comentarios personales, distínguelos de las ideas del autor (color, corchetes…). Elabora unas notas bien organizadas y claras, que no te lleven luego a confundir las ideas ajenas y las propias al redactar el trabajo usándolas como fuente. Todo esto está explicado más en detalle en la guía Documentar los trabajos académicos.
X
CITAR Y REFERENCIAR LA INFORMACIÓN

Al elaborar el trabajo, cuando tomes prestada información de los documentos consultados, bien sea insertando contenidos literalmente, bien incorporando o resumiendo ideas, debes citar su origen. ¿Por qué es tan importante el sistema de citas, qué razones están detrás?

  • Aportar precisión técnica con datos o reforzar tus argumentos y tesis con la autoridad de otros.
  • Situar adecuadamente el problema que tratas en su contexto científico.
  • Reconocer y agradecer el mérito de los creadores en que te apoyas.
  • Demostrar dominio del tema, que te has documentado al respecto.
  • Resaltar por contraste tus propias ideas, que aparecerán sin mencionar otra fuente.
  • Facilitar al lector ampliar información con lecturas complementarias.

Por contraposición, ¿qué es lo que no hace falta que cites en tu trabajo?

  • Tus propias ideas, argumentos, datos, conclusiones o resultados originales de tu estudio.
  • Conocimientos comunes, de dominio público, que aparecen en las publicaciones de la especialidad o son sabidos por cualquier experto de la materia.

La técnica consiste en insertar en tu texto la cita, que es la remisión o vínculo a las ideas, frases, datos o documento ajenos, mediante una clave, un número, una nota a pie página o al final del texto, etc. Cada cita es seguida, al final del trabajo, de una referencia o descripción completa del documento citado, así:

Citas y referencias

CÓMO CITAR INFORMACIÓN

Dependiendo de las circunstancias, lo puedes hacer de varias formas:

Resumiendo ideas de otro autor: Exponiéndolas en tu propio lenguaje, parafraseándolas, comentándolas, aludiendo a ellas, etc. con tus palabras, pero de manera fiel, no distorsionándolas. Sin utilizar expresiones literales originales, pues podrían acusarte de plagio, aunque cites la fuente, requisito que hay que cumplir en todo caso.

Insertando un fragmento breve: Si el texto del otro autor que vas a incorporar es de hasta tres o cuatro líneas, se puede interpolar sin más en tu trabajo entre comillas y/o en letra cursiva, incluyendo la cita, en este caso con mención de la página exacta donde figura en la publicación citada.

Insertando un fragmento largo: Si el texto es largo, debes copiarlo en un párrafo aparte, sangrado por la derecha y la izquierda y en caracteres más pequeños. Usando […] para omitir lo no relevante e interpolando tus propias palabras entre [ ] para aclarar o completar el sentido de las frases citadas si es necesario. Incluyendo la cita también con mención de página exacta. No es recomendable, no obstante, abusar de las citas textuales.

Incluyendo una imagen o tabla: Si la información del otro autor es gráfica o numérica (fotografías, estadísticas, datos, etc.) en lugar de textual y ocupa una posición especial en tu documento, merece llevar una indicación singular como un pie breve pero explícito con la mención de la procedencia o la cita: Fuente:…

ESTILOS BIBLIOGRÁFICOS

Al redactar en tu trabajo las citas y las referencias debes hacerlo de una manera coherente, uniforme y clara. Por eso, conviene seguir algunas de las pautas o estilos bibliográficos que prescriben cómo se cita dentro del texto, cómo se identifican y describen los documentos, etc. Hay diferentes estilos que responden a tradiciones académicas distintas, a diversas ramas del saber, etc. Por ejemplo: APA, MLA, Vancouver, ISO 690, IEEE, Chicago, etc. Consulta para ello nuestras guías sobre algunos de estos estilos en el apartado Citas y referencias de la página Guías y tutoriales.

GESTORES BIBLIOGRÁFICOS

Los gestores bibliográficos son servicios web o aplicaciones de software que permiten capturar, almacenar, gestionar, compartir y exportar referencias bibliográficas y documentos formando una base de datos personal que facilita también editar trabajos con citas y bibliografías en cualquier estilo bibliográfico. Consulta esta página o pregunta en la Biblioteca al respecto. 

 03/06/2016