Obra bajo licencia Creative Commons

Biblioteca de la Universidad de Cantabria

REFERENCIA RECOMENDADA

 

Última actualización 31/10/2013
 Optimizado resolución 1280x1024 MS Explorer

 

 

 

 

 

Al usar y citar información ajena en nuestro trabajo podemos resumirla, glosarla, parafrasearla con nuestras palabras, aludir a ella, o bien insertar un fragmento de texto literal del documento consultado:

  Si tomamos prestado un fragmento literal breve, de hasta tres o cuatro líneas, lo incorporamos entre comillas y/o con letra cursiva en nuestro propio texto.
 
Si incluimos un fragmento literal largo, copiamos el texto ajeno en un párrafo aparte, sangrado por la derecha y la izquierda y con caracteres más pequeños.

 

Clave autor-fecha

 

En cualquiera de esos casos, indicamos de dónde procede la información empleando una clave autor-fecha, compuesta por el autor y la fecha del documento. Con esa clave, las citas en el texto remiten unívocamente a la lista de referencias completas o bibliografía presentada al final del trabajo, sin usar números ni notas numeradas consecutivas, ni en el cuerpo del texto principal, ni a pie de página, y sin repetir las referencias enteras. Así, en este estilo de citación, todos los comentarios acerca de la información usada y citada se redactan dentro del cuerpo principal de nuestro trabajo, sin obligar a interrrumpir la lectura para consultar una nota a pie de página, etc.

 

La clave autor-fecha se redacta con el apellido del autor y el año de la publicación citada entre paréntesis: (Fowler 2004). Pero hay además algunas variantes o casos.

 

... Este proceso de síntesis nuclear es conocido desde hace tiempo (Fowler 2004), aunque subsisten algunos elementos por aclarar …

 

Si el nombre del autor forma parte de nuestro texto, simplemente se pone el año entre paréntesis:

 

Puesto que Bubner (2005) defendió en su teoría del arte que la obra …

 

Pueden añadirse otros datos como página, capítulo, etc., que se separan con comas; ello es obligado cuando insertamos un fragmento literal:

 

"... que por tanto son complementarios" (Nasemann 1991, p. 154).

... donde se explica su estructura (Sánchez López 2005, pp. 69-71).

 

Si el documento citado tiene dos o tres autores, se citan separados por comas y la conjunción “y”:

 

… En alguna otra obra se sostiene esta misma concepción del aprendizaje por problemas (Roy, Smith y Jumper 1998).

 

Si hay más de tres autores, se usa la fórmula “et al.” (“y otros” en latín):

 

“The speed at which data are transmitted is an important characteristic in digital networks” (Keen et al. 2000, p. 35).

 

Si citamos más de una referencia, se incluyen todas en el mismo paréntesis, separadas por un punto y coma:

 

… En los años 90 diversos estudios demostraron esta correspondencia con claridad (Hlavac 1995; Fearon 1997).

 

Si son varias referencias, pero del mismo autor, se separan los años con comas:

 

… Otro economista ha estudiado el fenómeno de la deflación con bastante detenimiento (Anderson 1986, 1992, 1994)

 

Debe incluirse la inicial del nombre de pila cuando dos o más autores tienen el mismo apellido y han publicado en el mismo año:

 

(Fischer, G. 2009)

(Fischer, A. 2009)

 

Si se citan varias obras de un mismo autor publicadas el mismo año, se añade una letra al año para distinguirlas (a, b, c, etc.):

 

(Nobile 2012a)

(Nobile 2012b)

 

Cuando se insertan fragmentos literales del texto citado, hay que identificar siempre la página:

 

… Lo que condujo a Clausius a una nueva formulación: “No se puede efectuar, sin compensación, el paso del calor de un cuerpo frío a otro caliente” (1854, p. 141)

 

Si el responsable principal de la creación de un documento es una entidad, su nombre va como clave de autor corporativo:

 

(REAL ACADEMIA ESPAÑOLA 2008)

 

Se cita el título de la obra en cursiva, y no el autor, en el caso de obras anónimas o sin autores definidos:

 

(World Directory of Mathematicians 2004)

 

Luego podrás poner a prueba lo que hayas aprendido sobre esto en la primera serie de ejercicios.

 

 

Por ejemplo, podríamos escribir un texto denso en citas de esta manera:

La conducta de los científicos en materia de información ha sido abordada tanto para el entorno impreso (Bates 1998) como para el digital (Borgman 2003; Cronin 2006). Gould (2007, p. 135) señala, sin embargo, que falta un análisis histórico global, a pesar de los intentos parciales de Martin (1999) y Smith (2005)

 

 

 

  Página anterior Página siguiente  

 

Acceso a la Biblioteca de la Universidad de Cantabria